jueves, agosto 17, 2006

El alcade de Vila-real o "para qué quiero ser alcalde si no se me va a notar"

El alcalde de Vila-real, Manuel Vilanova, del PP, tiene un aire a Jesús Gil. No físicamente –no recuerdo haberlo visto ni en foto ni en persona- pero sus actuaciones son dignas del finado mandatario marbellí. Y es que ¿de qué vale ser alcalde si no puedes mandar y hacer lo que te salga de tus partes? Y es que este señor, no contento con haber salido en todos los papeles por haber obligado al jefe de la policía a ir a misa y a las procesiones –polémica que acabó en los tribunales, que le dieron la razón al municipal-, o por haber expedientado a un guardia por haber multado a su coche oficial, que dejó mal aparcado, ahora ha optado por comprarse un coche nuevo, quizá para que ningún policía vuelva a confundirlo.

Ni más ni menos que el señor Vilanova ha optado por sustituir su Peugeot 807, que debe parecerle muy cutre, por un Volkswagen Phaeton TDI, V6, de 225 caballos y equipado con todos los extras.


Lo ha comprado por leasing, un sistema que consiste, básicamente en lo siguiente. Un banco compra el coche y te lo realquila a ti. Tú pagas unas mensualidades y al cabo de unos años tienes la opción de acabar de pagarlo y quedártelo o comprar otro.

¿Cuánto le costará al Ayuntamiento de Vila-real el coche? 1.884 euros al mes, durante cuatro años. Hagamos cuentas. 1.884 por 12 meses y por cuatro años. En total, 90.432 euros. El precio en el mercado ronda esa cifra, o incluso algo más. En todo caso, hay que recordar que a los cuatro años, el coche no es del ayuntamiento, ya que si lo quiere debe pagar una cantidad determinada. Pero claro, ¿cómo va a ir un alcalde de una ciudad de Champions en un simple Peugeot? La gente no tiene corazón.

1 Comments:

Anonymous javier said...

Se vota lo que se vota y pasa o que pasa.

1:33 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home