miércoles, noviembre 05, 2008

Contracorriente

Puede pensar el lector que mi ausencia prolongada en los últimos días obedece a que he estado haciendo de asesor de Obama en la recta final de campaña electoral de Estados Unidos. Si lo piensa es que me tiene en una estima excesiva y precisa de revisión psicológica urgente. La verdad es mucho más simple y, como pueden comprobar repasando el blog, cada vez más frecuente. Más trabajo por el que me pagan combinado con las cada vez menos ganas de ponerme a pontificar. Total, para lo que sirve. De hecho, tengan por seguro que si yo hubiese asesorado a Obama, siguiendo mi racha de aciertos globales, ahora estaríamos a punto de vivir la era más larga de republicanos en la Casa Blanca. No digo esto por que yo haya asesorado –ni prácticamente conozco, vaya- a Carmen Alborch o Ignasi Pla, por poner un par de ejemplos. Pero en algunos momentos aposté por ellos y pensé que tenían discurso y posibilidades hasta que se confirmó el principio de Peter.

Pero volvamos a lo importante, que como ustedes saben consiste en poner a caer de un burro a Francisco Camps. Sí, amigos y amigas, ese es el objetivo de este blog que no se casa con nadie -¿dónde se ha metido Alarte desde que lo eligieron? Se puso una corbata, se subió al coche oficial y aún no debe haberse bajado de él: “Una vuelta más, señor chofer, que hay una amiga de mi madre que aún no me ha visto”- pero que sí tiene un contrato mercantil (que es como un matrimonio gay visto por la reina) moral (eso quiere decir que no hay nada firmado) con el presidente de todos los valencianos más uno para recordarle que no me gusta.

No me gusta el esperpéntico numerito de Educación para la ciudadanía, del señor Fontain of Blackberry (estúpida ocurrencia de un conseller estúpido), me cabrea que dejen a Rita cargarse el patrimonio de todos (les importa un higo el Cabanyal o las naves de Macosa), y me revienta el ultracatolicismo que están intentando imponer a toda la sociedad. La presencia de curas, obispos o arzobispos en cada uno de los actos, las lecciones de rancia moral de Cotino y el espíritu pastoral del último congreso popular han podido conmigo. Cotino es la Sarah Palin valenciana. Y mientras en Estados Unidos la mayoría ha rechazado la visión ultracatólica de los republicanos, aquí andan plantando la semilla del creacionismo. Y esa es la razón de mi ausencia de las últimas semanas. ¿Estaba secuestrado en un convento? No, estaba vomitando.

4 Comments:

Blogger El Grifo said...

Tienes toda la razón. Lo peor para mi gusto es lo del Cabanyal. Eso es fruto de la incultura más brutal, y no comprendo cómo la gente sigue votando a personas tan incultas como la lesbi facha.

Sigue insultando a esta gentuza, como hago yo y como deberíamos hacer todos, pues es lo único que podemos hacer, ya que si nos manifestamos no lo sacan en Telecamps (canal 9) y es como si no existiera.

Salutacions!

10:37 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Conociendo tu trayectoria adivinatoria/visionaria donde dices largo periodo demócrata será de sequía.

¿habrá versión local del who's nailing Palin?

8:56 p. m.  
Blogger Sol solet said...

Gracias, Anónimo, por el comentario. He modificado el error en la entrada.

10:29 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Mi teoría sobre Alarte: o bien está esperando instrucciones de Ferraz, o bien está preparando la escisión del PSPV al estilo UPN. Let's wait, como diría FontdeMor.

10:49 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home