miércoles, noviembre 05, 2008

Una historia antigua

Hace muchos años cuando yo era pequeñito y el tren tardaba una hora en llegar de mi pueblo a Valencia (vamos, lo mismo que ahora, pero hoy lo llaman metro y entonces trenet), unos cuantos sábados al año acompañaba a mi madre a comprar a la ciudad. Recuerdo ir a tiendas como, por ejemplo, Tejidos España. Recuerdo aquel montón de clientas comprando telas a metros para coser en casa. Y recuerdo a los dependientes más mayores atendiendo a las mujeres en valenciano porque, en su gran mayoría, eran valencianoparlantes... porque venían de los pueblos.

Recuerdo escenas de jóvenes dependientes (en esta o en cualquier otra tienda) que no sabían hablar valenciano y que sudaban tinta para hacerlo, ya que sabían que les iba un cliente en ello, pues en no menos de una ocasión asistí a desplantes del estilo de "a mi me habla en cristiano" y la mujer, con una dignidad que más de uno quisiera para su vida, directamente se marchaba de la tienda con la cabeza más alta que el nivel cultural y moral del tarugo que había soltado la frase.

Yo soy valencianoparlante. Aún no sé por qué hago este blog en castellano. Quizá sea la esquizofrenia que me ataca. Lo cierto es que yo sigo hablando en valenciano con muchos de mis dependientes y dependientas tanto del pequeño comercio de mi barrio como de las grandes superficies. Descubres muchas veces que ellos también lo hablan y si no, te atienden sin mayores problemas. Recuerdo incluso recientemente a un taxista, que al descubrir que los dos éramos valencianoparlantes, me echó una regañina por haber subido al coche y haberme dirigido a él en castellano. Si los que tenemos como lengua materna el valenciano no lo usamos... Propósito de enmienda.

Todo esto estoy seguro que a más de uno le suena e incluso puede llegar a evocarle hasta la historia del Tio Canya. Y todo esto al Ayuntamiento de Valencia le importa una higa. A Rita le suda el coño (perdón por esta imagen que me perseguirá esta noche en sueños, lo presiento) el valenciano. Esta es la nueva campaña de promoción de la Concejalía de Comercio del consistorio. Para los castellanoparlantes y para los ¿turistas?. Desde luego, para mi madre, no.

5 Comments:

Blogger LoveSick said...

Doncs escriu en valencià, hòstia!

So write in catalonian, host!

9:04 p. m.  
Blogger El Grifo said...

Qué asco que a Rita le sude el coño... Qué puto asco... Quin fàstic.

10:38 p. m.  
Blogger LoveSick said...

a Rita li sua la figa...

Rita sweats her fig...


agh!!!

12:00 a. m.  
Anonymous un valencià perplex said...

Segons la insigne filòloga Rita Barberà, "el poeta Al-Russafí escribía en valenciano un siglo antes de Jaume I"
http://www.levante-emv.com/secciones/noticia.jsp?pNumEjemplar=3431&pIdSeccion=16&pIdNoticia=270930

Si, segons Rita, un poeta de la Balansiya islàmica feia servir el valencià allà pel segle XII, com s'explica que en el segle XXI ella, com a alcaldessa del Cap i Casal, encara no faça servir mai en cap acte públic la que l'Estatut defineix com a llengua pròpia dels valencians? Peculiar manera de defensar les senyes d'identitat, de les quals diu sentir-se molt orgullosa.

10:36 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

En Almasenes Aspaña comprava jo kilòmetres de senyera (sense blau, obviusly).

6:39 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home