miércoles, junio 20, 2007

Camps no quiere

Camps no quiere que los andaluces tengan en su estatuto un compromiso del Estado para invertir una cantidad concreta durante los próximos años, al margen de la financiación normal. Camps no quiere que lo tengan los catalanes. Tal y como hizo con los segundos, lo ha hecho con los primeros. Recurrir su estatuto de autonomía al Tribunal Constitucional.

Lo censurable del caso es que no se trata de una acción en positivo. Camps no pelea para que la Comunidad Valenciana tenga ese tipo de inversión directa si es que nos corresponde. Camps pelea para que los otros no la tengan. Si yo no lo tengo, tú tampoco.

Poniéndonos a pensar mal, podríamos deducir que Camps está pagando los errores de haber querido ser el primero en reformar un estatuto de autonomía. Las prisas tienen estos efectos. Pero en su mano está arreglarlo. Puede volver a plantear una reforma estatutaria para incluir una disposición transitoria que incluya, si llega a un acuerdo con el Gobierno, una serie de inversiones. Aunque eso, sin duda, demostraría que se hicieron las cosas corriendo y mal.

1 Comments:

Blogger Little said...

Ya no es solo que se hicieran las cosas con prisas, para alardear de que su esatuo era el mejor y constituional y el resto no.
Ahora Camps no puede plantearle al Gobierno una disposicion transitoria porque seria reconocer que es legitimo y no constitucional lo que plantean los otros estatutos.

12:58 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home