viernes, junio 15, 2007

A Dios pongo por testigo...


Ya lo hizo Francisco Camps cuando juró el cargo hace cuatro años. Como su admirada Scarlett O'Hara, usó la biblia para poner a Dios por testigo de que cumpliría y haría cumplir la Constitución y el Estatuto de Autonomía. Ayer me lo contaron y hoy lo veo en las fotos que aparecen en los periódicos, Milagrosa Martínez también juró sobre la biblia su cargo de presidenta de Les Corts.

Me suena de hace un tiempo, que algún ministro -puede que incluso fuera Bono- juró su cargo y, dada su condición de católico practicante, se llevó una pequeña biblia o un pequeño crucifijo creo que era. Discreto, para cumplir con su creencia personal, sin mezclar churras con merinas (¿qué diantres son las merinas?). Un Estado laico es esencial, porque garantiza que cada uno pueda tener su fe en libertad.

La llegada de los cristianos* a la Generalitat de la mano de Camps, Cotino o Costa, por poner unos ejemplos, han roto esa obligación del Estado -en este caso la comunidad autónoma- de ser aconfesional. Y allí estaba la Sagrada Biblia encima del estrado, como podéis ver en la foto de arriba (Levante-EMV). No algo discreto y personal de Milagrosa (qué nombre tan adecuado a su carrera política...). Un tocho tan grande como la Constitución o L'Estatut, las normas de convivencia de todos, no las de unos cuantos.

* Leed los comentarios.

7 Comments:

Blogger Pinkerton said...

Los quicos son los neocatecumenales, no los opus. Son facciones distintas de la misma doctrina pero creo de utilidad aclararlo.

jurar o prometer es patrimonio personal de cada cargo, respecto a la ostentacion, coincido, pero igualde ostentosa me pareicia la "mahoma" -por el pareicod al personaje de moros y cristianos- de Carmen Alborch en la mascleta.

Lo que pasa es que el concepto de realidad y distorsion depende de cada cual.

5:04 p. m.  
Blogger SrAzul said...

Tendrá que ver algo un personaje en campaña electoral que no representa sino la imagen de una candidata, con un megabiblia en el lugar donde reside la soberanía valenciana, sean estos ateos, católicos, mahometanos o lo que les de la gana...

Efectivamente los del opus no son los quicos. Creo que Camps es de los "Legionarios de Cristo". Bien, lo peor no son las Biblias ostentosas, lo peor es el concierto de bachillerato con los colegios religiosos. La concertación con colegios elitistas, segregadores por sexos, y radical-religiosos. Eso es lo peor porque es nuestro dinero, y que me respeten mi ateísmo e inviertan en lo temporal, que para el cielo ya están ellos "salvados"

6:03 p. m.  
Blogger Sol solet said...

Tomo nota del error. Gracias por la aclaración a ambos. He hecho un par de consultas y me cuentan que es difícil generalizar en este caso. Hay gente del Opus como Cotino. A Camps no se le puede inscribir en el Opus. Tampoco es Legionario de Cristo (Michavila sí lo es, por ejemplo). Voy a modificar el texto, pero dejo constancia de que confundí Quicos con Opus para que se entiendan los comentarios.

6:19 p. m.  
Blogger Mandibula Afilada said...

Com diria Xavi Castillo... el quicos quan era menut pensava que eren els de grefusa. Amb el temps m'he adonat que són com els de l'Opus, però en versió pobra.

6:22 p. m.  
Blogger Pinkerton said...

Mandibula afilada, yo no lo hubiera definido mejor.

10:46 p. m.  
Anonymous Agrónomo en paro said...

Veo tus dudas a cerca de lo que son las merinas y voy a intentar ilustrarte con mi conocimiento zootécnico aunque escaso. Las churras, que no son las mujeres de los churros (de pasta frita o valencianos castellanoparlantes), son una raza de oveja originaria de la zona de Castilla y León. Esta raza parece que tiene una buena aptitud para producir leche y carne pero no destaca por su lana.
Por otro lado están las ovejas merinas, que se cree que son originarias del sur de España. Aunque hoy en día no abundan mucho por la península pero sí que son las típicas ovejas que vemos en Australia o en Nueva Zelanda que parecen "bolas de lana". La lana de estas ovejas es probablemente de las más apreciada.
Esto me lleva a interpretar que la frase hecha de no confudir churras con merinas, debe tener su origen en los tiempos de la Mesta, en los que el poder ganadero en España y la producción de lana de buena calidad eran muy relevantes.
Un saludo.
PD, me gusta mucho tu blog

2:54 p. m.  
Blogger Mandibula Afilada said...

Pinkerton, la definición y diferencia entre opus y quicos no es mía, es de Xavi Castillo, aunque yo la comparto al 100%.

Os recomiendo que si tenéis la oportunidad no os perdáis una actuación de este actor alcoyano.

¡Os encantarà o lo odiaréis! Y de odios él sabe un poco (recordad la censura que sufrió en Xàtiva).

9:11 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home