miércoles, octubre 10, 2007

10 d’octubre

Ayer fue 9 d’octubre, festividad a la que habría que buscarle un nombre, como la diada en Catalunya. Que el nombre de la fiesta sea la fecha trae cierta confusión. Esta conversación de besugos la he presenciado varias veces.

- Mañana es festivo en Valencia
- ¿Qué fiesta es?
- El 9 de octubre.
- Hasta ahí llego. ¿Y?
En fin, que ayer fue 9 d’octubre y como si hubiera sido ocho. ¿Quién se acuerda ya? Algunos harían una paella, otros pasearían y otros aprovecharían para irse a Londres, que es lo que yo hacía cuando las hipotecas estaban al 2%. Los menos, los irreductibles se echaron a la calle con estelades o quatribarrades y, por el otro lado, otros irreductibles acompañaron a la senyera al mediodía al grito de “no mos fareu catalans” (me gustaría que cambiaran ese eslogan por ‘no mos fareu nogensmenys’ que me parece que al menos introduce un pelín de humor absurdo a una historia que aburre).

Por la mañana, el acto institucional produjo tantos bostezos que aún hay quien se sorprende de que el imperturbable señor Burns, digoooo Santiago Grisolía, no se durmiera en la cosa. Ahí estaba el presidente Camps rindiendo homenaje al Rey, en una evidente estrategia publicitaria.

El electoralista discurso de Camps puede producir vergüenza, o incluso puede cabrear a los que se creen aquello de la ‘fiesta nacional de los valencianos’ y que esperan de un día así un discurso que amplía las aspiraciones de autogobierno de los valencianos. Pero se ha instalado un no sé qué qué se yo en el que ya todo da igual. ¿Que el president lleva años sin contestar a preguntas de los periodistas? Da igual ¿Que el presidente pasa de recibir a los familiares de las víctimas del metro? Qué más da. ¿Que el president pasa de contestar en las Corts a la oposición? Total, para lo que hay de oposición.

Y ahí, posiblemente está el problema. El otro día titulaba El País una información sobre el asunto así: “Camps mantea a la oposición”. Pues sí, niños y niñas. Es como lo de Llanera, que resulta que ni la marca, en la que invirtió lo que debió invertir en ladrillos, es suya. A perro flaco, todo son pulgas. Y la oposición bastante tiene con quitarse todas las pulgas. Aunque en realidad ni eso: El PSPV parece sumido en un acojone eterno sobre quién estará en las listas para el Congreso. Eso es lo importante. La fiambrera de Madrid. Y el Compromís… Lo que le decía a un amigo. Nos apuntamos ahora cuatro a Esquerra Unida y creamos una corriente mayoritaria.

¿Que ocurre pues? Pues que todo da igual, que puede salir Camps en cualquier momento y decir: “Hemos decidido disolver la Comunidad Valenciana y crear una empresa pública llamada Comunitat Valenciana Corporation, que será, a partir de ahora, la que regirá el destino en lo universal de los valencianos. No habrá elecciones. El consejo de administración, que coincidirá con el Consell, se elegirá en la junta general de accionistas. A partir de hoy, para capitalizar la compañía, que debe un pastón, hacemos una ampliación de capital. Ya puede suscribir acciones de Comunitat Valenciana Corporation, desde 300 euros. Comunitat Valenciana Corporation, sentit gastaor”.

¿Y creen que reaccionaría alguien? Para qué. Pienso, sinceramente, que hasta el Gobierno central pasaría de todo. Si a Ibarretxe le tildan de loco o le llaman a consultas para que sepa que no habrá referéndum ni nada que se le parezca, a Camps lo dejarían por imposible. De desvarío en desvarío hasta las elecciones generales. Lo que falta aún, por Dios…
____________________________

Actualización: Pues resulta que Testigo Accidental ya había bautizado al 9 d'Octubre. Eso me pasa por escribir sin leer antes...

3 Comments:

Blogger orxater said...

Quin remei, més que eixa actitud de menfotisme! A mi personalment ja no em sorprèn cap barbaritat que puguen fer Camps i companyia, el que em sorprendria seria que en feren alguna de bona!

1:05 p. m.  
Blogger LoveSick said...

Doncs allò que dius de l'esquerra tens tota la raó: el PSPV acollonat i Compromís completament desfet. Així ja poden estar tranquils els peperians... llàstima...

3:06 p. m.  
Blogger Vent d Cabylia said...

Collons, xiquet, estaves cabrejat però tens bona cosa de raó... M'agrada això de Comunitat Valenciana Corporation...

4:24 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home