lunes, marzo 10, 2008

Arremangarse

Me he levantado esta mañana algo tarde después de trasnochar de un canal a otro de televisión esperando que alguien interrumpiera la programación para anunciar que España empezaba a desquebrajarse por algún punto de la península. No ocurrió y hoy, que ya llevo unas horas despierto buceando por Internet, tampoco lo he encontrado. Será cuestión de darle algo más de tiempo a Zapatero para que rompa España y nos envíe a todos al arroyo, como predijo el PP.

Una predicción que sí se ha cumplido es la que hice ayer por la tarde cuando empezaba a confirmarse lo que ya todos sabíamos. Esquerra Unida desaparece (¿cómo España?). “Está por venir el momento en que saldrá Glòria Marcos para echarle la culpa a todo el mundo por el desastre electoral”. Ha sido esta mañana. Que si el voto útil al PSOE, que si el miedo al PP y que si los traidores a su partido. ¿Autocrítica? ¡Qué dices! Es más, por pronunciar esa palabra quedas declarado para siempre un traidor y autor intelectual de la trama urdida por la humanidad que ha conducido a la candidatura de la tercera edad de EU al abismo. Por cierto que, un poco más abajo está Iniciativa.

Ayer quien sí se mostraba extrañado era un ex alto cargo del PP en la Generalitat que me encontré por la calle a altas horas de noche. Tampoco tan altas, no crean. Lo cierto es que esta persona –de la que no puedo dar más datos, total, como él hay bastantes- venía del local donde el PP valenciano había celebrado su victoria. “¿Pero no se trataba de que Mariano gobernara?”, explicaba entre sorprendido y divertido este político, que recordaba que de derrotas dulces ya se han vivido y que, como ocurrió con Felipe, parece claro que Rajoy no debe presentarse de nuevo. Dos derrotas, por dulces que sean, son dos derrotas. Pero la euforia estaba desatada ayer entre los populares valencianos pese a la derrota general. Lo cierto es que ellos han aportado mucho más de lo que se les podría exigir y, encima han consolidado la barbaridad que supone más del 51% de los votos en la Comunidad. Mire a su alrededor. De cada 10 personas que vea, cinco votan al PP. Decía yo ayer también que Fabra debería dimitir, porque en Castellón es en la única circunscripción en la que no alcanzaron el 50% de los votos totales. Sólo llegaron al 49,9%.

Con estos resultados, qué quieren que les diga, yo soy el PP valenciano y me voy a pedirle a Mariano hasta un ministerio. Lástima que no los pueda dar, pero que se prepare el preclaro líder popular, que en el tiempo que le queda, los que han hecho la faena –Madrid, Comunidad Valenciana o Murcia- van a ir a Génova con la gorra en la mano. Y como no se la llene… le corren a gorrazos.

A quien deberían correr a gorrazos ya es a toda la fauna de Blanquerías. Los resultados del PSOE de ayer se pueden ver con cristales de colores. Uno, el rosa, dice que han subido mucho respecto a las autonómicas y que, al menos, se ha parado la sangría de votos. Otro, el real es que hay lo que hay. Ni con grandes nombres –tres ministros, en el caso de Jordi Sevilla, ex, se ha conseguido levantar ni un solo escaño. Pese a que en Alicante parecía sencillo. ¿Sencillo? ¿Cómo estará la cosa en esta comunidad para que el PP presente por esa provincia a Federico Trillo y arrase? ¿Alguien de Alicante me podría presentar a un votante del PP que haya votado por Trillo? ¿Es lo mismo presentar a Trillo que a una escoba? Pues en esas estamos. Que no solo se trata de caras, si no de mensajes. De calar en la sociedad. De volver a bajar a la calle. Y eso, mis queridos amiguitos y amiguitas, no se hace desde el despacho de Blanquerías. Ni desde el de Ferraz. Ayer me decía un amigo: “Hay que decir de una vez que ese partido está gobernado en valencia por unos vividores”. Es cierto. Llegan al despacho de la sede del PSOE, se sientan, se miran lo guapos que están y llega la hora de comer. En el Forcat se tiran hasta las seis de la tarde en una sobremesa no exenta de delirios alcohólicos. Vuelven al despacho y se sientan de nuevo en su silla, satisfechos de haber arreglado el mundo sin haber salido de la manzana. Ni Lerma, ni Calabuig, ni Alarte, ni Sevilla. Si el PSOE quiere darle la vuelta a un país de derechas, lo primero que tendrá que hacer es sentarse a ver qué ocurre en la sociedad, encontrar a la persona –que yo no sé quien es- que enderece ese barco sin los lastres que tiene y, sobre todo, arremangarse.

13 Comments:

Anonymous Anónimo said...

L'has clavat, tio.
Però queden quatre dies per a les properes eleccions a la Generalitat i no els donarà temps...: la nova debacle està servida

5:21 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola, soy parte de la fauna de Blanquerias y en efecto, tienes toda la razón, pero aquí el que se mueva no sale en la foto. I compte, que el Lerma sigue manejando los hilos y seguirá haciéndolo durante años. Yo creo que ni para 2020 volvemos a la Generalitat. Que desastre nengs

8:44 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

A que no visteis ayer a zaplana en el balcon de genova? Es listo. No queria salir en la foto con el perdedor. Pero estaba soraya saenz de santamaria. Sera la proxima portavoz en el congreso? Yo creo que si

10:26 p. m.  
Blogger Akinogal said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

10:43 p. m.  
Anonymous Masclet anónimo said...

Estoy de acuerdo con el anónimo que comenta lo de Zaplana, y también con el que trabaja en Blanquerías.

El PSOE necesita una reestructuración interna a nivel autonómico, y el PP a nivel estatal lleva dos días hablando de recuperar el centro, así que en ese centro espero que no quepa Zaplana.

8:56 a. m.  
Anonymous Peim said...

Yo creo que lo que le pide la sociedad valenciana al partido socialista es que abandone el fusterianismo del PSPV, el cual no es sentido como propio por un electorado que tradicionalmente sí vota o votaba al PSOE. La ausencia de políticas privativas y la tradicional torticulis de los dirigentes socialistas valencianos a "ponent" y "tramontana" en lugar d emirar por los intereses propios de los valencianos pesa, y mucho, a la hora de votar.

En cualquier caso, Sevilla que era la esperanza va a abdicar, o sea que espero que Alarte tome en consideración estas propuestas, por que Chimo Puig es más de lo mismo.

12:07 p. m.  
Anonymous Ágronomo en paro said...

Yo no dispongo de elementos para saber si en Blanqueries trabajan o se tumban a la bartola. Pero hay algo que resulta evidente.
Unos (PP) venden muy bien su victimismo y hacen bandera de temas en la mayoria de ocasiones livianos, pero que calan entre la gente, (el agua, el AVE). Siento decir esto, pero en eso su maquinaria de propaganda es perfecta.
Otros (PSOE); o no pueden o no saben vender los muchos o pocos logros del gobierno central (cada uno que juzgue lo que es más oportuno). Por tanto no saben venderse. Les falta un lider capaz de calar entre la sociedad, pero un lider que patee las calles y no un cunero. Y les falta un buen análisis sociológico para ver de dónde nace el desencanto social con el PSOE en Valencia y como se podría resolver este divorcio cada vez más prolongado y que no tiene visos de revertir. Y porque no decirlo les falta renovar todo su equipo de comunicación.

12:18 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

peim tiene razón. Un paso imortante para encontrarse con su electorado es abandonar el fusterianismo. Pero el problema es que eso es imposible. Los actuales dirigentes podrian militar en el Bloc y son colegas de Isaura Navarro y de Monica Oltra y la familia Mollá. Algunos todavían creen en la posibilidad de volver al extinto PSPV de Ernets Lluch de 1977 y si no idolatras a este te lanzan por el balcón, mientras los valencianos e inmigrantes andaluces, extremeños cantan "per ofrenar noves glories a España" con orgullo. Podrian empezar quitando lo de Pais Valenciano. Pero como bien dicen "cambiar si per nunca convertirnos en otro PP". Ó sea engañar al votante si pero no darle la razón. A ello añadir los trienios sin pegar ni chapa viviendo de la politica ¿Si se van que van a hacer, de qué vivirían?.

3:30 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo no diría engañar al alectorado pero sí ampliar el campo dónde puede sentirse a gusto una gran parte de valencianos progresistas y a los que gustaría se respetasen sus ideas sobre bandera e himno.Simplemente tolerando ,sin burlas, su utilización.

9:44 p. m.  
Anonymous Peim said...

Me alegra leer el comentario de los últimos anónimos, si el PSOE diera esos pasos yo ingresaría en el partido, pero de otro modo mi voto termina en blanco, por que no soy de derechas pero la izquierda actúa de forma contraria a lo que considero mis señas de identidad y mis reivindicaciones sociales como valenciano.

Un saludo y "peim", que ya están ahí las fallas.

8:58 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Primera medida:el psoe crea una oficina electoral en valencia paralela a blanquerias para vender los logros de esta legislatura. Bien!!

7:02 p. m.  
Anonymous Peim said...

Eso es muy del PSOE, duplicar servicios, ya lo intentó Zapatero en el debate, queriendo crear un instituto de estudio de los precios, cuando el Ministerio de Agricultura ya oferta ese servicio.

A mi lo de la oficina electoral me huele a "ministerio de propaganda". Muchas más cosas habrá que hacer para recuperar la credibilidad ante los valencianos.

A ver cuando se abandona el fusterianosmo, por ejemplo.

11:04 a. m.  
Blogger Sol solet said...

He suprido un comentario que era un spam de publicidad

2:57 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home