lunes, noviembre 24, 2008

Si quieres que algo no funcione...

Camps anuncia la creación de un consejo de desarrollo estratégico para hacer que la Comunitat siga siendo un espacio de fuerza en el futuro
Lo dice la tradición. Si quieres que algo funcione, nombra a un responsable. El presidente no debe saberlo, porque si lo sabe aún me siento peor. Camps debería leer El principio de Dilbert. En la gestión empresarial -como en la política- cuanto más lejos se está del objetivo, peor. Si su trabajo consiste en hacer política, hágala. Se podrá equivocar, pero estará haciendo algo. Si se dedica a crear comisiones para pensar estrategias en las que basar las posibilidades y bla bla bla... se estará alejando de su objetivo y, por tanto, no haciendo nada.

Camps anunció la creación de ese consejo (podéis leer aquí la nota de prensa oficial) a la vuelta de su ¡quinto! viaje a Estados Unidos desde que es presidente.

PS. Por cierto, eso que quiere crear Camps ya existe. Es el Comité Econòmic i Social de la Comunitat Valenciana. En su web se puede leer su función:

El CES es un ente consultivo del Gobierno Valenciano y, en general, de las instituciones públicas de la Comunidad Valenciana, en materias económicas, sociolaborales y de empleo. El CES es un ente consultivo del Gobierno Valenciano y, en general, de las instituciones públicas de la Comunidad Valenciana, en materias económicas, sociolaborales y de empleo.

3 Comments:

Anonymous peyu said...

Y también existe un Alto Consejo Consultivo en Investigación y Desarrollo, a ver cuál es su papel...
http://www.pre.gva.es/altoconsejo/

7:15 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

El comunicado oficial de Camps es muy parecido a este:

Porque los flamboyanes no pueden permanecer ajenos a nuestras consideraciones, viajes ni apremios, opulentas señoras, como no puede permanecer ajeno el espectro de Carmen Miranda a nuestras prospecciones que, si no llegan a buen puerto, al menos recibirán la recompensa de un amplio surtido de fruta capilar post mortem. Y eso por no hablar como dijo aquel ruso, aquel tal Sirin, de la inconsideración recíproca de los anfibios. Por tanto, ¿por qué no fundar un consejo de algo mientras planificamos y proyectamos para mi pobre economía una amplia panoplia de posibilidades y espacios de fuerza? Se acepta moneda fraccionaria. Y ahora, bailemos todos juntos una bonita rumba.

Es más o menos lo mismo.

12:14 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Otro pesebre para politicos y amistades varias.

2:17 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home