miércoles, diciembre 08, 2010

Fabra visto por Ripollés

El fantasmagórico aeropuerto de Castellón tendrá en su rotonda de acceso una estatua del escultor del régimen, Ripollés. Este pseudoartista, del que nos horrorizábamos hace solo un par de entradas en este blog, dedicará el descomunal bodrio que esculpirá a Carlos Fabra, el presunto presidente de la Diputación de Castellón. Lo he leído en Cadenaser.com.

Usted puede pensar que el mundo se ha vuelto loco. Que nadie en su sano juicio consideraría a Ripollés artista. Que nadie sin tener mermadas sus facultades mentales pensaría que Fabra merece una estatua. Podría usted incluso pensar que es una locura hacer un aeropuerto en Castellón.

Yo, sin embargo, ardo en deseos de que Ripollés plante otro de sus 'pinos' en la rotonda antes mencionada. Será el toque final, la cereza del pastel, el lazo perfecto para la política de mierda que durante tantos años ha hecho Fabra en la provincia.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Dios mío, va a ser como las estatuas de los dictadores (tipo Sadam), pero aún me divierte más pensar cómo Ripollés va a diseñar su estatua haciendo gala de su estilo... diría yo... "figurativo"?

1:51 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home