martes, junio 05, 2007

Semos diferentes

Ayer andaba bastante liado con el trabajo por el que me pagan, sin embargo cuando leí la dimisión de Simancas me entraron unas ganas de dejar lo que tenía entre manos y ponerme a soltar bilis en el blog. La pregunta es ¿qué tiene de distinto Madrid de la Comunidad Valenciana para que los mismos actos no tengan las mismas consecuencias?

En Madrid, Simancas, tras reunirse con Zapatero, dimitió. Allí da igual la cercanía de las elecciones. Se va a montar una gestora y se irá hacia un proceso congresual. Parece lógico. Si hay que renovar, cuanto antes. Y más si la sombra del guerrismo se reorganizaba al olor del cadáver de Simancas.

¿Y aquí? Aquí nada. Y eso que no crean ustedes que no hay conspiraciones detrás de Pla que en este momento debaten cómo repartirse los restos. Ahí está el lermismo, ese movimiento de renovación, los novísimos del partido, la juventud, esos que no son de la generación de Mayra Gómez Kemp, si no de la de Kiko Legard.

Y lo peor de todo es que tanto el PSPV como Esquerra Unida andan intentando reexplicarse la derrota. Y cada vez que se la reexplican, tienen un poco menos de culpa del resultado. Así, de expiación a expiación hasta la canonización final. Y mientras el Real Madrid campeón de Europa ¿no?

1 Comments:

Anonymous Balboa said...

Es que aqui no hay galaxias que vender.

Para cuando un PSOE valenciano renovado y moderno?

Alborch dimite para volver al glamour de Madrid, "centralismo", y para de contar.

4:13 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home