viernes, abril 11, 2008

El metro privado

Estaba leyendo hoy cosas sobre el metro de Valencia, ya que dentro de poco me van a tocar las obras de una de las líneas cerca de casa. Hace tiempo que lo dijo la Generalitat, pero ahora Mario Flores lo repite cada vez que puede. El consejero de Infraestructuras -el que le adjudicó la publi del metro a sus amigos de Subús pese a no ser, ni de lejos, la mejor opción- quiere que las nuevas líneas de metro de Valencia y del tranvía de Alicante las gestionen empresas privadas. La Generalitat lo intentó con Tram, que quería darle también a Subús, pero no se decidió. En Madrid ya ocurre con una línea, creo.

Dice un teletipo de Efe que el conseller "ha insistido en que confía en la gestión privada de las nuevas líneas como forma de recuperar parte de la inversión (?), de forma que estas empresas reciban "las partidas del billetaje, y si no fueran suficientes serían compensadas con contratos programa por parte de la Conselleria".

Hagamos un ejercicio sencillo.

1. Si el servicio es rentable, es decir, si pagar a los empleados y el funcionamiento de la línea, se compensa con lo que se ingresa por billetes ¿por qué habría que privatizarlo si esos beneficios servirían para amortizar el coste de la obra?

2. Si el servicio es deficitario, ¿por qué se lo iba a quedar una empresa privada? Y si se compensa el déficit con aportaciones de dinero público a la empresa adjudicataria, como ocurre con la sanidad en La Ribera, ¿qué gana con esto la Generalitat?

Ya tenéis sudoku para el fin de semana.

5 Comments:

Anonymous javierM said...

Te confirmo que en Madrid hay una línea privatizada. Y las tarifas no son iguales a las del metro de madrid, sino más caras.

7:31 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Como me explicaba aurelio martinez cuando fue mi profesor en la facultad de economicas cualquier servicio de caracter publico debe ser deficitario (eso no significa mal gestionado) y de gestion publica para que sirva a todos los ciudadanos por igual sin importar la distancia desde sus hogares al centro de la ciudad o a cualquier otro punto. Si privatizas querran ganar dinero que es logico y entonces se pierde la expectativa de "servicio publico"

7:48 p. m.  
Anonymous agrónomo en paro said...

Por cierto, yo también soy vecino de la futura Línea T2 y estoy bastante preocupado por cómo puedan afectar las obras a los edificios. Es una lástima comprobar el poco interés que estas cosas despiertan entre los vecinos a tenor del escaso eco que tuvo la reunión, con representantes de conselleria y ayuntamiento, que hubo ayer en la Escuela de Artesanos. En fin, ciudadanos anestesiados.

11:30 p. m.  
Blogger SrAzul said...

Derecha tengáis. negocietes a miguetes y de lo público que debe asegurar un servicio igualitario nada. A hundirlo si pueden para que la gente no lo defienda.

Votad votad

5:48 p. m.  
Anonymous peim said...

Yo discrepo con Aurelio Martínez, un servicio público no tiene la obligación de ser rentable desde la perspectiva económica (educación, sanidad, transporte público,etc) pero tampoco tiene la "obligación" de tener un déficit brutal debido a la necesidad de los partidos, izquierdas y derechas, de hipertrofiar estos servicios con "militantes necesitados". De esta forma, lo único que se consigue es elevar el déficit innecesariamente y lo pagamos todos. Privatizar no es la solución, en eso estamos de acuerdo, gestionar pésimamente tampoco.

Entre los dos extremos hay una infinidad de soluciones. Por cierto, eso no es privativo de nuestra autonomía, en las últimas semanas Alfons Cervera y Antonio Vergara se han quejado de RENFE, empresa pública, en Levante-EMV. Ese es el problema de "gestionar" alegremente las empresas públicas.

10:49 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home