martes, marzo 25, 2008

Un imputado a salvo

El PP piensa que eso de Les Corts es una chorrada, más cuando tienen mayoría absoluta y se la trufa lo que allí debatan porque van a ganar. Así, con la cara como el cemento, decidieron que este año estaban muy cansados para hacer plenos y cosas así. Y desde Navidad sólo celebraron un pleno que se convocó para que el portavoz del grupo popular y a la vez candidato del PP por Valencia, Esteban Sandía Pons, diera un mitin y saliese después por Canal 9 (xucla'm un ou).

Después, con la peregrina excusa del tráfico, se cogieron unas nuevas vacaciones falleras que se han visto interrumpidas para nombrar como senador territorial (uno de esos puestos que uno no acaba de entender a santo de qué vienen) a un tipo que está imputado por prevaricación, logrando así convertirlo en aforado, es decir, que la Justicia tiene más problemas para echarle el guante. El tal Alfonso Ferrada, ex alcalde de Borriana, sustituye a Andrea Fabra, que ahora ya es diputada. Naturalmente, detrás de todo esto está el capo del PP en Castellón, Carlos Fabra, que va haciendo y deshaciendo como le conviene, dependiendo de lo que hagan los jueces y fiscales, que dicho sea de paso, le duran muy poco.

Y una vez puesto a salvo de la justicia al elemento en cuestión, las Cortes valencianas ya pueden volver a dormir el sueño de lo inservible. En lo que va de legislatura han aprobado una ley. ¿Adivinan cuál? La de Presupuestos. Al fin y al cabo, de ahí salen sus sueldos.

1 Comments:

Anonymous Peim said...

El problema de la justicia y la política viene de lejos, ya lo dijo Alfonso Guerra hace tiempo "Montesquieu ha muerto" (más bien lo mataron) y aquella muerte sigue oliendo a podrido, y no en Dinamarca precisamente.

9:18 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home