lunes, julio 09, 2007

Promesas electorales

En plena campaña electoral, Francisco Camps firmó a bombo y platillo un acuerdo con Bancaja (bombo) y la CAM (platillo) para dar créditos 'blandos' a los jóvenes para que se compraran un piso. El acuerdo incluía también ayudas al alquiler (que centró el comentario en este blog entonces). Dos meses después, de aquel acuerdo no hay ni la propaganda electoral. Lo denuncia hoy 20minutos, que envió a sus reporteros a varias oficinas de las cajas para intentar contratar uno de estos préstamos y no logró que nadie supiera de qué estaban hablándole. Prometer es tan fácil... tan gratis...

5 Comments:

Anonymous Tuerto said...

Más promesas electorales: las famosas listas de espera.

26 días 26, dijo Camps en campaña electoral, que era la media en las listas de espera de la sanidad pública valenciana. Bueno, pues aquí estoy yo, con una lesión (leve) en un ojo, esperando que me lo apañen desde el día 8 de marzo, que fué la primera consulta que hice. Me dijeron que ya me avisarían de un hospital público, pero después fui transferido a la flamante Fundació Oftalmológica del Mediterráneo (¿eso es privado o público?), donde tardaron tres meses en atenderme. Ahora, para la operación en sí "ya avisaran" y así llevo un mes ya...

5:16 p. m.  
Blogger Rafa Porcar said...

Señor tuerto,
Espero que lo del ojo no sea nada, y que pueda ver bien en breve. O en su defecto, ver bien algún día!!
Cuídese

8:31 p. m.  
Blogger Pinkerton said...

Respecto a los créditos de la vivienda me suena a promesa incumplida como lo de las soluciones habitacionales.

A los políticos sólo les interesamos para los votos.

En cuanto a las listas de espera, haberlas haylas pero en toda España

1:39 p. m.  
Anonymous tuerto said...

Ya sé que hay listas de espera en toda España (y más en Tombuctú). Pero yo me circunscribo al morro de Camps, cuando dijo lo de los 26 días, que mal de muchos es sólo consuelo de tontos.

4:35 p. m.  
Blogger Pinkerton said...

Lo de las promesas electorales es patrimonio de todos. Yo recuerdo los famosos 800.000 puestos de trabajo que prometió Felipe gonzález y a pesar de crear plazas de funcionarios a discreción nunca pudo con el paro.

Lo que pasa es que aquí hay mucha miopía moral y poca memoria histórica.

3:40 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home