lunes, septiembre 15, 2008

La conexión valenciana

Con la que está cayendo, igual es una frivolidad, pero me apetece recordar que la suspensión de pagos de Llanera se desencadenó cuando Lehman Brothers, ahora quebrada, exigió a la inmobiliaria que le devolviera de golpe un préstamo de 154 millones de euros que le había dejado para que comprara un suelo en Riba-roja de Túria, conocido como la Reva. Al final, Lehman no cobró y se quedó con el suelo, una gran extensión de naranjos donde sólo puede hacer naranjos, porque no es urbanizable. Es nuestra pequeña aportación al fin del capitalismo al que estamos asistiendo. El ladrillo convertido en arma de destrucción masiva.

¡Ah! También recuerdo que fue Lehman quien actuó como estabilizador de la salida a Bolsa de la CAM. Tuvo que comprar más de un millón de cuotas (que son como acciones) en la Bolsa para que no se hundiera la cotización. Eso sí, después se las vendió a la CAM. Aquí no creo que palmara mucha pasta. Seguro que la CAM sí.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

!!Que bueno!! Me encanta el nivel. Pero seguro que ahora empiezan los comentarios derrotistas sobre solbes, el pspv, camps y bajamos otra vez el nivel. Ya veras..

9:49 p. m.  
Anonymous Uno que pasaba por aquí said...

Estoy de acuerdo con anónimo, tiene nivel enzarzarse en diatribas contra el PP pero cuando alguien alega algo contra el partido en el gobierno inmediatamente el nivel se devalúa como el euro contra el dolar. Cierto es, represión contra los que bajan el nivel.

Estimado Sol Solet: Yo no creo que esto sea el final del capitalismo, como dijo Solbes (bajando el nivel según anónimo), "es una limpieza" o como dijo Darwin es selección natural. Quedarán los más fuertes o los que menos han hecho el burro.

La CAM no palmará pasta, siento decepionarte. Ha conseguido capitalizarse a bajo interés. Mira otras cajas (hay mundo fuera de Valencia y las vilezas del PP) que están ofreciendo bonos de deuda propia al 8,5% (Caja España sin ir más lejos) y eso es mucho más caro que haberse capitalizado a través de cuotas participativas (otra cosa es la rentabilidad para el pequeño accionista, que realmente no es accionista ni se ha estipulado su befeficio). Respecto a la rentabilidad de la cuota pues baja (pero no es acaso la bolsa una especulación, pues allá cada cual con el fruto de sus actos ¿no? Como diría Bernat i Baldoví: qui no vullga pols que no vaja a l'era).

De todas maneras, y a un a riesgo de "bajar el nivel", nos queda el magno proyecto de la alianza de las civilizaciones y la inclusión de Turquía en la UE, país que no olvidemos ni está pro la ley de igualdad ni por el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero eso es baladí por que no es una cuestión religiosa si no "cultural".

Lo dicho, estamos que nos salimos. Che, ni Berlanga.

10:32 a. m.  
Anonymous Uno que pasaba por aquí said...

Por cierto, un interesante artículo para la reflexión de la "intelectualidad" de Blanquerías.

http://www.levante-emv.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2008091600_5_495175__Opinion-Carod-llengua-valenciana

Igual aceptar alguna de estas reflexiones les permite recuperar a la ciudadanía. tot potser digué Caliu...

12:42 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home