martes, septiembre 16, 2008

La sinrazón instrumental

Si orientar las capacidades humanas a resultados antes que a valores o, lo que viene a ser lo mismo, dar prioridad a los medios sobre los fines es una deriva de las sociedades de la modernidad que Max Horkheimer bautizó como "razón instrumental", habría que buscar otro término para definir las acciones de quienes instrumentalizan a la vez los medios y los fines para boicotear valores que no comparten. Pero eso es exactamente lo que ocurre con la implantación de la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía en el inicio de curso de los institutos valencianos, donde servidores y usuarios del sistema público de enseñanza se ven sometidos al bochorno de una arbitrariedad del poder político que, no sólo les convierte en rehenes de una batalla política y partidista, sino que, de repente, les enreda en una organización de la docencia que carece de cualquier sentido porque la Administración que la impone es manifiestamente incapaz de prestar, en la práctica, el servicio que decreta.
Sigue leyendo el análisis sobre la aplicación de la asignatura Educación para la ciudadanía de Adolf Beltrán, hoy, en El País

7 Comments:

Anonymous Uno que pasaba por aquí said...

Esto, que es cierto, parte de otra instrumentalización no menos cierta que es la no disimulada tendenciosidad de parte de los postulados. En cuestión de adoctrinar en la escuela pública la clase política española de todos los bandos sabe bastante.

Es como la memoria histórica. ¿Sabremos también dónde está Andreu Nin? Y espero que no salga el gracioso de turno, como en plena guerra, que diga que en Roma o en Berlín.

Así es la vida.

4:34 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

A mi me parece un magnifico articulo

7:21 p. m.  
Anonymous joan said...

Amb l'educacio no s'hi juga. Com tampoc amb el tema de l'aigua. Pero ja sabem com se les gasta el PP. Els importa un carall els ciutadans, ja siga per muntar un circuit urba de formula 1 com per agreujar el ja de per si precari sistema educatiu amb pantomimes.
Si no hi estan d'acord amb la llei del Govern, que vagen al Tribunal Constitucional, pero que no la lien en els nostres col.legis
(o, millor dit, barracons prefabricats).

4:07 p. m.  
Anonymous Uno que pasaba por aquí said...

Estimado Joan: no entremos en fariseismos, con la educación ha jugado Franco, el PSPV (recuerdo cuando me decián que Valencia era parte de una entelequia llamada Países Catalanes) y con el PP. Esa es la podredumbre moral de nuestros políticos (adoctrinar más que enseñar). Así salen las nuevas generaciones mientras nuestros políticos mandan a sus hijos a colegios privados.

Respecto a los barracones, de vergüenza, pero no solo aquí ¿adivina la comunidad con más barracones? (una pista, no la manda el PP). La improvisación y la incompetencia política generan este desastre de calidad y el déficit sde infraestructuras.

Estamos que nos salimos.

7:53 a. m.  
Anonymous joan said...

Benvolgut "uno que pasaba por aqui": En el meu comentari he dit clarament que "amb l'educacio no s'hi juga" i que "si no hi estan d'acord amb la llei del Govern, que vagen al Tribunal Constitucional." Entenc la temptacio dels politics d'apropiar-se del sistema educatiu en el seu benefici, pero encara crec en les regles de joc que la nostra Constitucio garanteix en el seu article 27, pel compliment de les quals vetlen els tribunals. Soc llavors un "fariseu" per reivindicar el dret dels ciutadans a una educacio de qualitat i lliure de qualsevol adoctrinament partidista?

1:14 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Totalmente de acuerdo con Joan. Una educación libre y de calidad es un derecho de los ciudadanos. Que hayan jugado otros con la educación no hace menos malos a los que ahora, pudiendo mejorar el sistema educativo, no lo hacen, sino que además lo perjudican más si cabe. ¿Quien te dice a tí (me refiero al que pasa por aquí) que no denunciamos y exigimos el derecho una una educación libre e igualitaria en anteriores ocasiones y ante anteriores gobiernos?. ¿Acaso lo hiciste tú?. Nosotros, sí.

3:56 p. m.  
Anonymous Uno que pasaba por aquí said...

Estimado Joan: Mi frase exacta es "no entremos en fariseismos" a partir de ahí no puedo saber con anterioridad quien se va a considerar aludido ni por qué.

Repito, te recomendaría que leyeras mi escrito sin el apasionamiento partidista, por que soy tan partidario de la enseñanza libre y de calidad como tú, eso sí, la realidad nos lelvas, en todo el estado, a ver que ni es libre ni de calidad. Ni voluntad, de unos ni otros, por que alcance esos parámetros.

Querido anónimo: no justifico a unos poniendo como ejemplo el pasado, simplemente digo que ninguno tiene voluntad de un verdadero cambio, ni a ninguno le cae la cara de vergüenza que el 30% de alumnos no terminen los estudios primarios y otro 20% los termine sin acceder a ningún otro tipo de preparación (¿I+D+I?).

Lo que no entiendo es que se dirijan las culpas contra un partido únicamente, que la tiene y mucho, y no contra el conjunto de la clase política.

Celebro que hayas trabajado en pro de la educación pública, eso significa que estamos trabajando por lo mismo. Lo que no entiendo, querido anónimo, es que te moleste tanto mi opinión, acaso la calidad ¿no es también pluralidad?

Buen fin de semana

7:48 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home